Oración del día 24 de marzo

 

 

Señor, Dios y Padre nuestro, te damos gracias por toda la luz que haces brillar en la tierra para alegrar nuestros corazones. Tu luz nos muestra cómo vivir en tu creación con ojos y corazón abiertos, aceptando como niños todos tus buenos regalos. ¡Cuánto bien tú le envías a muchos corazones tristes, y cuánta fortaleza a aquellos que viven debilidad, pobreza y enfermedad! Concédenos la gracia de reconocer lo que viene de ti, que no estemos desanimados de espíritu, sino elevados una y otra vez como el vuelo de las águilas. Que aprendamos a decir en todo momento, “Sobre cuánta necesidad no ha extendido sus alas para protegernos nuestro Dios misericordioso”

 

Christoph Friedrich Blumhardt