Oración del día sábado 29

Señor, Dios nuestro, has que nosotros recordemos una y otra vez lo que has hecho en nuestros corazones y vidas para nosotros ser evidencia de la resurrección. Ayúdanos a vivir en esta certeza y a aferrarse a todo lo bueno y grande que a nuestras vidas tú nos traes. Concédenos la seguridad de que estamos ganando terreno en la batalla por la redención de aquellos que están todavía en tinieblas y bajo la sombra de la muerte. Que encontremos alegría en lo que tenemos ahora y aquí. Danos paciencia en nuestros conflictos. Danos esperanza en todo lo que ha salido mal, porque inclusive lo que está en tinieblas aún está en tu dominio. Al final, todo debe surgir a la luz para que todos los hombres glorifiquen tu grandioso nombre. Amén.

Christoph Friedrich Blumhardt