Oración diaria miércoles 5

Christoph Friedrich Blumhardt

Querido Padre celestial, permite que nuestros pensamientos estén llenos de todo lo que es honorable, justo, puro, benévolo, bueno y digno de alabanza. Queremos esperar por tu Espíritu, sin dar lugar a la ansiedad, y mostrándonos dignos de ser niños tuyos. Nosotros queremos ser tus niños para poder levantarnos, incluso en las condiciones más difíciles y manteniendo una tranquila confianza, para la gloria de tu Espíritu en nosotros. Protégenos ahora y siempre con tu divina paz. Amén.