😊Buenos días!✝️Sermón del domingo

 

UN BUEN ALIMENTO

Antes de comenzar tengo un pregunta para ustedes, porque están hoy aquí? ¿Porque es Domingo?

¿Porque fue que decidieron venir hoy?…….Por qué quieren recibir más de Dios, porque queremos ser mejores, porque nunca dejaremos de aprender.

Y mejor aún……….. ¿Por qué decidieron caminar con Cristo? Y la respuesta debería de ser……. Porque solo él tiene palabras de vida eterna Juan 6:68

Por qué será que tenemos que estar constantemente en preparación, repasando las escrituras una y otra vez, aunque pareciera que ya lo sabemos, que lo leí hace poco; NUNCA, NUNCA, NUNCA sabremos cuando será el día que tengamos que poner en práctica nuestros conocimientos, cuando tengamos que compartir el evangelio y dar las buenas nuevas de salvación.

Y si se nos olvida algo que nos dijeron hace un ratito, que pasó hace unos días, con más ganas pasará con algo que no tenemos por costumbre estudiar.

INTRODUCCIÓN

Se solicitan cocineros con experiencia. Este pudiera ser un anuncio en el clasificado de cualquier diario citadino. La comida es un asunto delicado pues lo mismo es fuente de nuestras energías como puede ser el origen de intoxicaciones severas e incluso letales. Por dicha razón los que se encargan de preparar alimentos deben de tener la limpieza así como la experiencia necesaria en tan importante encomienda. Con el alimento espiritual sucede de manera semejante. Los que imparten el alimento espiritual deben tener cuidado en que el alimento espiritual sea nutritivo, sabroso y libre de agentes tóxicos que pongan en riesgo la salud espiritual del creyente.

Comencemos con nuestra Biblia y leeremos 3 textos seguidos.

2 Reyes 4:38-44 Eliseo volvió a Gilgal cuando había una grande hambre en la tierra. Y los hijos de los profetas estaban con él, por lo que dijo a su criado: Pon una olla grande, y haz potaje para los hijos de los profetas. Y salió uno al campo a recoger hierbas, y halló una como parra montés, y de ella llenó su falda de calabazas silvestres; y volvió, y las cortó en la olla del potaje, pues no sabía lo que era. Después sirvió para que comieran los hombres; pero sucedió que comiendo ellos de aquel guisado, gritaron diciendo: ¡Varón de Dios, hay muerte en esa olla! Y no lo pudieron comer. El entonces dijo: Traed harina. Y la esparció en la olla, y dijo: Da de comer a la gente. Y no hubo más mal en la olla. Vino entonces un hombre de Baal-salisa, el cual trajo al varón de Dios panes de primicias, veinte panes de cebada, y trigo nuevo en su espiga. Y él dijo: Da a la gente para que coma. Y respondió su sirviente: ¿Cómo pondré esto delante de cien hombres? Pero él volvió a decir: Da a la gente para que coma, porque así ha dicho Jehová: Comerán, y sobrará. Entonces lo puso delante de ellos, y comieron, y les sobró, conforme a la palabra de Jehová

Mateo 14:15-16 Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer. Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer

Juan 6:26-27 RV1960 Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.

En estos textos leemos que habla de hambre, de dar de comer y en el primero parece que había que darles de comer a los hijos de los profetas.

En el texto de 2 de Reyes nos damos cuenta que la inexperiencia hizo escoger para desgracia momentánea ingredientes nocivos para el potaje que pensaban consumir, sin embargo en la sabiduría y dejándose guiar por Dios el profeta supo qué hacer.

De igual modo espiritualmente debemos de nutrirnos de la sana doctrina y no de enseñanzas nocivas y las instrucciones o guía para este buen alimento está en las escrituras.

Notamos una cosa: la intención del servo de Eliseo era buena y sin dolo, pero los resultados fueron malos.

La intención de muchos hermanos puede ser buena en cuantas algunas opiniones y doctrinas pero si no son las que Dios aprueba los resultados pueden ser letales.

Un hambriento comerá cualquier cosa incluso algarrobas, el hambre es terrible; hace algún tiempo les conté de aquella mujer que hacia sopa para sus hijos en algún lugar del África, y ellos le observaban estando hambrientos, esta madre movía y movía su olla con agua y piedras adentro con la esperanza de que sus hijitos hambrientos se quedaran dormidos, NO había nada para darles.

Hoy pareciera una artimaña de satanás, mover y mover creencias, costumbres, doctrinas, corrientes y más, solo para adormecernos, pensando que lo que recibiremos es rico y sobre todo nutritivo.

Ahora bien los elementos tóxicos o algarrobas que puede haber en el alimento de los creyentes pueden ser:

Legalismo

Prosperidad.

Radicalismo

Doctrinas falsas.

Y tenemos conocimiento de algunas, pero la que más está causando estragos hoy día es la de la PROSPERIDAD, en un mundo que cada vez pone más difícil la situación, donde escasean más los recursos, la gente presupuesto está ávida de querer tener más y más.

El LEGALISMO, es otro ingrediente nocivo, que mata el espíritu, olvidando la gente que somos llamados a una LIBERTAD en Cristo Jesús.

Colosenses 2:8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo

Con cuantos años de anticipación Cristo nos está avisando de lo que vendría, pero hoy por hoy esto está en todo su auge

Cuando el hijo pródigo pasó por hambre llegó incluso a desear comer de las algarrobas que comían los cerdos.

Les he hablado de lo que pasa cuando hay hambre y nos comemos lo que sea, cuando hay inexperiencia y no tenemos idea de lo que estamos cocinando, creyendo que es lo bueno, y no hay nada más lejos que eso.

Bien veamos algunos de los requisitos para tener lo apropiado y dar el alimento adecuado según Dios nos lo muestra.

No un neófito, porque inflándose no caiga en juicio del diablo. 1 Timoteo 3:6 6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.

Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 1 Timoteo 3:2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar

Retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen. Tito 1:9 retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.

Sin embargo si por alguna razón llega contaminación alguna a nuestro alimento espiritual está el remedio de Dios y ese remedio, eso que purificará el alimento se llama Jesucristo, eso sería un símbolo a la haría que utilizó el profeta para purificar el alimento.

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; y Cristo nos dice en Juan 10:10 yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

LUEGO ENTONCES ¿POR QUÉ QUEREMOS MORIRNOS INGIRIENDO DOCTRINAS MALAS Y HASTA MORTALES?

AL IGUAL QUE CON LA COMIDA MATERIAL NUESTROS ALIMENTOS DEBEN DE SER NUTRITIVOS Y SAZONADOS.

Los hermanos que se dedican a la enseñanza en la iglesia deben de poner todo esmero en ella, así como el Chef se esmera en presentar banquetes nutritivos y deliciosos. DESDE QUE COMPARTIMOS LA ORACIÓN DE APERTURA, ALABANZAS, LA MEDITACIÓN, PREDICACIÓN Y HASTA LA ORACIÓN DE DESPEDIDA DEBE DE SER ALGO CUIDADOSAMENTE HECHO, Y PREVIAMENTE PREGUNTADO A DIOS, QUE TIENES PARA TU PUEBLO HOY?

Colosenses 4:6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

Es precisamente Cristo quien da sabor y sazón al alimento espiritual.

Los panes de la proposición dieron fuerzas a David y a sus hombres.

El maná dio fuerza y vigor al pueblo de Dios para su peregrinación hasta la tierra prometida.

DIOS MULTIPLICÓ LOS ALIMENTOS

TAMBIÉN EXTINGUIÓ EL HAMBRE DE LOS PROFETAS.

CONCLUSIÓN

La alimentación del pueblo de Dios requiere de creyentes preparados NO TOME LA LIGERA SU PARTICIPACIÓN,

ES LA ORACIÓN!!!!!!

LA MEDITACIÓN!!!!! Lo que sale de su boca puede edificar o desanimar

Debemos de tener discernimiento para distinguir los ingredientes benéficos y saludables de los nocivos y perjudiciales para los comensales.

Vemos en Daniel un jovencito, apenas un adolescente y su decisión por amor a Dios le da beneficios toda su vida

Daniel de evitar contaminarse con alimento inmundo y ser sobrio sin embriagarse con el mundo. Daniel 1:8-16

Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse. Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos; y dijo el jefe de los eunucos a Daniel: Temo a mi señor el rey, que señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él vea vuestros rostros más pálidos que los de los muchachos que son semejantes a vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza. Entonces dijo Daniel a Melsar, que estaba puesto por el jefe de los eunucos sobre Daniel, Ananías, Misael y Azarías: Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber. Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey, y haz después con tus siervos según veas. Consintió, pues, con ellos en esto, y probó con ellos diez días. Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey. Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino que habían de beber, y les daba legumbres.

Si un adolescente fue capaz de tomar una decisión de vida tan sabia, acaso nosotros con tantos años caminados con Cristo no sabremos tomar la decisión de tener un buen alimento espiritual.

Y terminó con esto

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios. Apocalipsis 2:7

Todos los textos están tomados de Reina Valera 1960

Cortesía Iglesia Latinoamericana